martes, 29 de marzo de 2016

Conversaciones de bulevar...

I. [Que esfume el miedo y que no reine el silencio. Realidad].
"+Ya te lo dije mucho antes. Estás esperando demasiado a un triste final.
-Que los errores se llevan hasta el final y así lo voy a hacer.
+Es muy fácil decirlo, pero a mí ya me ha pasado. Al final la gente se acaba encariñando y cuanto más esperas, peor es la agonía que les dejas. A ti te acabará dando igual, pero cuando veas a la otra persona con la cara partida, te vas a sentir fatal. No te vas a sentir bien contigo mismo porque sabrás que podrías haber parado antes y lo peor de todo, que te avisaron.
-Los errores se llevan hasta el final, Jose. Hasta el final".

II. [Las terceras oportunidades no se les dan a cualquier persona].
"-Aunque no debería decirlo, te echo de menos.
+Yo también, pero no sé qué me pasa. No soy yo.
-No sé. Es que hay momentos de mi vida en los que te necesito y me jode estar así.
+No es que pase, ni no pase. Es que no me sale nada y estoy muy desorientado. Sé que ahora mismo no estoy bien, que estoy pidiendo ayuda a gritos y no me llega. Han llegado muchas personas para cambiarme, pero yo sigo aquí y sé que no estoy igual. Estoy mal. Muy mal. No me hallo. No me encuentro.
-Llevo un día horrible y me he dado cuenta de que te necesitaba. Tú siempre has estado ahí cuando yo he estado abajo. Nunca me has fallado. Estoy muy preocupada.
[...]
+Yo sí te voy a pedir perdón, pero no sé, necesito centrarme más en la vida misma. Al final acabaré perdiendo gente por no centrarme. Espero que no seas tú, pero si eres tú, me arrepentiré durante mucho tiempo. Te lo aseguro".

III. [Que al final va a resultar que nos necesitamos. Que el tiempo nos ha cruzado. Que parece que el destino existe. Que esto es demasiado como para ser casualidad].
"-Yo me quería ir en el coche con Joselito.
+Sube, que yo te llevo. Nos vamos solos. Los vemos en su puerta.
-Quiero hablar contigo.
+¿Es por ella?
-No. Es por ti. No me importa tanto una chavala que ni conozco. Me importas tú y por eso estoy aquí. Quiero pedirte perdón porque creo que no han sido las formas.
+[Inserte nombre], sabes que te aprecio un montón.
-Yo lo sé, y yo a ti también.
+Me habías decepcionado porque yo te he tratado bien, incluso cuando discutíamos. Y tú. Tú no eras tú.
-Creo que esa discusión era necesaria. La necesitábamos.
+¿Me estás pidiendo perdón como el otro día o este es de verdad? ¿Los dos eran de verdad?
-Sabes perfectamente que los dos eran de verdad. Los dos.
+Tienes miedo porque te estás enganchando, porque no sabes lo que te pasa. Que me dicen que soy magia y parece que va a ser verdad.
-(Mirada fija a los ojos). (Sonrisa).
+Escucha cómo deslizan las ruedas del coche.
-Ojalá se nos pinche una rueda del coche. No quiero dormir.
+Que aunque tuviésemos que recorrer mil kilómetros, yo te llevo.
-No vamos a pinchar. No tendremos esa suerte.
+Quiero decirte que sé que no eres ningún cobarde. Yo lo sé.
-Sabes qué ha pasado perfectamente. (Mirada fija a los ojos). Tú lo sabes.
+Yo solo sé que esa discusión nos ha dado la vida. Ha sido sana.
-La necesitábamos. Ha sido genial. Yo me quedaría hablando toda la noche".

IV. [Nos tenemos miedo. Nos entendemos. No somos complementarios. Tú eres Cristo y yo el Anticristo].
"-Bueno Joselito, ¿tienes ya algún novio?
+No hagas preguntas que tú tampoco has querido responder.
-A mí no me gusta decir el número de chicas con las que me he liado. Bueno, a las que he besado.
+Yo también estoy en mi derecho de no responder, si quiero. Aun así, voy a responder. No. Ahora mismo no tengo nada, ni creo que quiera nada de aquí a un cierto tiempo. Estoy muy feliz así. Ya puedes quedarte tranquilo. Ya lo sabes.
-Creo que cuando uno tiene pareja es mucho más feliz. Yo lo era. Te levantas siempre como más contento por las mañanas.
+No quiero que mi felicidad dependa de nadie. Ya ha pasado alguna vez en mi vida y sé que soy bastante autosuficiente como para no necesitar a nadie para ser feliz.
-Si tienes pareja es como que todo es mucho más rosa, más feliz. Eso es así.
+Hay tres campos donde tendemos a aferrarnos a las personas. Uno es la familia, el segundo son los amigos y el tercero son las relaciones de pareja. Tendemos a pensar que el éxito social es parte de nuestro propio bienestar y tendemos a cerrarnos a esas personas que nos lo ponen todo aún más fácil. Creo que aunque tenga pareja, yo voy a ser feliz por mí, por mis metas, por mis satisfacciones y por lo que puedo llegar a dar. Quiero entregarme, pero sé que aún no es el momento. Sé que quiero encontrar a alguien que me complemente y que me llene. No quiero enamorarme de los problemas de nadie para solucionarlos. Quiero ser feliz siendo yo sin tener que cambiar por nadie. 
-Al final todos acabamos dependiendo de alguien. Todos dependen de otras personas.
+Eso es lo que pasa. Muchos acaban dependiendo de mí. Yo lo sé. Yo no busco a las personas, pero muchas sí que me buscan a mí. Todavía no he rechazado ayudar a nadie, pero sé que muchas veces me estoy quemando, que ese no soy yo, que me altero con mucha más facilidad, que me pierdo a mí mismo y no me encuentro. Acabo interiorizando algunos de sus problemas como si fueran míos.
-Por suerte eso a mí no me pasa, pero antes has dicho que tendremos que volar del nido. ¿Por qué habría que volar del nido si es más cómodo así?
+Vivimos en una sociedad donde tienden a dárnoslo todo hecho y masticado. Encima masticado. Al final acabaremos siendo independientes y muchas de esas personas no estarán. Yo no estaré. Muchos acaban rotos  y sin saber cómo actuar. Acaban obsoletos. Tenemos que incitar a las personas más cercanas a volar y a tomar decisiones. La comodidad se esfuma. Estamos creciendo. Vamos camino de ser adultos. No podemos dejar nuestra vida en mano de los demás. Tenemos que ser nosotros mismos quienes elijamos".

V. [Éxtasis. Sinceridad. Avisos].
"-Me estoy conteniendo porque te juro que me está resultando sumamente odioso. Es que es tan estúpido y tan hipócrita. Ese chaval es veneno. Me parece un machista homófobo que tiene tanto miedo de reconocer que lo es que finge aceptar a los gays mientras no lo toquen.
+Me hizo bastante daño. A veces no tiene mesura.
-Un perdón no es suficiente. Hay que complementar con palabras y con acciones. Que te demuestren. Es un retrógrado de manual. No va a cambiar. Yo solo puedo decirte que mires qué ganas y qué pierdes con algunas personas. Si solo restan, no hacen falta. No le debes nada y no tienes que aguantarlo".

VI. [Que no nos han hecho justicia, pero que nosotros salimos adelante con más ganas].
"+Si hubiese un ente superior que impartiese justicia de verdad, me habría tratado mejor.
-Eso que has dicho que crees que si hubiese un ente superior te hubiera tratado mejor. Yo que sé, Jose, cuando no tienes nada que perder ya. (Suspiro). Crees en lo que sea".

VII. [Te necesito].
"-He leído tu articulo, puede que antes no tolerara demasiado a las personas por su condición sexual, que no aceptara a personas por ser de otra nacionalidad por el simple hecho de haber hecho daño, puede que haya sido facha en tiempos anteriores víctima del rencor y el odio que me cegaba por dentro, pero te doy las gracias por haberme dado la oportunidad de conocerte y poder abrir los ojos, de conocer a una gran persona y, sobre todo, por ayudarme a crecer día a día como persona. De verdad. Tienes todo mi apoyo y un amigo. Ya se que te lo digo muchas veces, pero quiero que sepas que estaré ahí si algún día lo necesitas.
+[...] Creo que contigo he creado magia, pero además de verdad. [...] Me alegro de poder haberte abierto los ojos y sobre todo, de lo que más me alegro es de ser tu amigo. Nunca paro de aprender de ti, nunca paro de acordarme de que existe la bondad en las personas y muchas veces, me calmo pensando en cómo actuarías tú y eso ayuda. Mi apoyo sabes de sobra que lo tienes, pero de sobra y de lejos. Y es muy probable que lo vayas a tener durante muchísimo tiempo. Creo que estás ahí día a día y con eso me lo demuestras todo".

VIII. [No te atrevas a echarme de menos].
"-Por cierto, cuando sean las 5 de la mañana y llevemos un buen ciego tendremos una conver.
+¿Tú y yo?
 -Yes.
+¿Y cómo crees que acabará esa conversación? ¿Bien? ¿Mal? ¿Indiferente?
-No lo sé. Es lo mas claro que puedo decir".

IX. [Sinceridad].
"-Cuando vas conociendo a ciertas personas, te das cuenta de lo grandes que pueden llegar a ser y que siguen quedando buenas personas por las que luchar. Eso me reconforta. Eso me llena.
+Yo opino de ti mucho más que eso. Te lo prometo".

X. [Te entiendo. Esto es solo el principio].
"-«Eso es peor que una enfermedad».
«Los amigos no existen».
«Me vas a quitar la vida».
«Te vas a arruinar la vida».
«No has probado las mujeres».
«Desde ese día que me lo empezaste a contar llevo sufriéndolo».
+Madre mía. Conmigo no se cortaron, pero es que contigo tampoco se quedan atrás".

XI. [Psicosis. Muerte. Liberación].
"+Somos tan relativamente nada que creemos que acabaremos siendo algo.
-La huella puede ser mas profunda, más superficial, pero siempre está ahí.
+Las huellas acaban borrándose con una siempre ola. Es como batallar contra un coloso que te deja desnudo, contra el que eres diminuto, contra el que no sirve ni la psique más profunda. Es un rezo alado que te lleva hacia la calma, y la calma a veces está en la tempestad. ¿Para qué dejar huella pudiendo ser eterno? Seamos eternos".

sábado, 26 de marzo de 2016

2 de mayo...

"Lo que pasa que piensas mal de todo el mundo, y pretendes ir más allá del psicoanálisis básico, sin saber que eres tú el que no sabe sacar ninguna conclusión. Eres un acomplejado. Me alegro de que tengas complejos y de que asumas que los tienes. Te haces el oscuro para tapar todo lo que tienes".

"+No sé qué preferiría si un hijo gay o rojo. No te lo tomes a mal pero no me gustaría que alguno de mis hijos fuese gay. Bueno, no soy excesivamente tolerante, pero no sé qué decirte. No te creas que no tengo amigos rojos o gays. Tú lo sabes. 
-Realmente no los tienes porque no los aceptas".

"¿Entonces eres gay? Bueno, ¿y qué? ¿Te tenemos que montar una fiesta por ello? Yo no te voy a montar una fiesta porque tú seas así. Se supone que es algo normal, ¿no? Se supone porque yo ya no lo entiendo. Yo tenía mis proyectos de vida y sabía que tú ibas a ser el diferente y que te tendría que aceptar como fuese, pero no te esperaba tan diferente. Primero que si eras ateo, que no respetabas las costumbres ni nada, después vinieron más cosas y ahora esto. (Lágrimas). No sé por qué los que más luchamos somos los que acabamos cargando con todo. Después que me digan que Dios existe y que hace justicia, porque a mí contigo no me la ha hecho".

"Siempre he tenido esa sensación de que no eras como los demás, que a veces se te notaba que perdías aceite, que eras demasiado expresivo. Esas manos te delatan demasiado y ese corazón que tienes no es propio de un hombre de verdad. Los hombres de verdad no andamos mostrando el cariño que tenemos siempre, en cambio tú sí lo haces y yo lo veo bien, pero después no te enfades si no te tomamos en serio o no te tratamos igual".

"Sabía perfectamente lo que había, pero siempre he querido pensar que no eras así porque ahora no puedo mirarte igual a los ojos. Es que has dormido en mi casa, has comido conmigo y hemos estado juntos en mil sitios. Las cosas serían mucho mejor si no fueses como eres. Por suerte, también he de decirte que no eres como esos maricones que se pintan los labios y van con sus bolsos por ahí montando el espectáculo. Ellos no merecen ningún tipo de respeto. Esas mariconas locas a mi casa no entrarían, pero bueno, tú no eres igual que ellos, aunque no me gusta, ni quiero que seas así. Es una pena que no puedas cambiar".

"No entiendo cómo tienes la poca vergüenza de querer llevar hombres a la casa de tu padre. ¡De tu padre! Es que hay muchas formas de hacer el ridículo y faltarle el respeto a la familia, pero tú es que no conoces ningún tipo de límites".

"Bueno, si el niño ha nacido así, pues es como otra enfermedad, habrá que llevarlo a un psicólogo y ya está. Estas cosas se curan, pero si lo dejáis que se vaya a sus aires y salga tanto por ahí, ya va a ser un caso perdido".

"Madre mía, te han partido la cara. No pensaba jamás que iba a presenciar como le pegaban a alguien por su sexualidad. En serio, hay tantos hijos de puta sueltos que ya es difícil poder confiar en alguien. Me duele verte así. Me duele verte llorar. Me duele no poder haber hecho nada para parar eso. Nunca dejes de ser como eres, aunque te hayan puesto la mano encima".

"¿Tu primo ha dejado de saludarte y de mirarte a la cara? Si eso no tiene nada que ver con él, ¿por qué esa indiferencia? Tratas demasiado bien a la gente. Yo hablaría con él, pero no para solucionar las cosas o para preguntarle que por qué está así. Yo le diría lo intolerante y lo irrespetuoso que es. Esto ya es alucinante".

"Yo jamás tendría amigos maricones o gays, porque hay que saber distinguirlos. Por una parte están los maricones que son los que van buscando el espectáculo y llamar la atención todo el rato, y por otro lado están los gays que son los maricones normales, pero es que aún así, no estamos a salvo de ninguno de los dos. ¿Y si alguno se enamora de mí? Qué asco".

"Mi padre me pregunta mucho por ti. Muchas veces dice: "Ay, si es que mi sobrino Jose es gay. Qué le vamos a hacer". Yo le digo que es normal, pero él me dice que normal no es, sino que estarás confundido".

Hace ya un año que di este paso en mi vida. Hace un año que empezaron una serie de problemas que no he querido olvidar, ni de hecho, quiero olvidar, porque todos y cada uno de ellos han venido para hacerme más grande. Todas y cada una de esas frases me definen y respecto a mi orientación sexual, todas ellas me han hecho sentirme muchísimo más seguro de lo que ya era. He crecido, he madurado de forma mucho más acelerada de lo normal y he llegado a extremos miserables por tal de mostrarme libremente como soy. Hay que abrirse al mundo, aunque te rechacen. Por cada uno de esos comentarios también he recibido muchas otras manos que me han ayudado a levantarme y me han ayudado a seguir. Yo no he estado solo y sé que muchas otras personas que hayan sufrido la homofobia de forma tan directa, tampoco lo están. Si realmente lo están, he aquí alguien que se va a enfrentar a quien sea con tal de aclarar sus ideas o simplemente para brindarle un poco de apoyo, un poco de aire fresco. Nadie merece sufrir la ignorancia de ningún estúpido en soledad. 

La homosexualidad, la bisexualidad o la transexualidad no son enfermedades ni nos convierten en payasos de ningún tipo de circo. Nosotros no somos graciosos, no somos divertidos ni somos los mejores amigos que una chica podría tener. Somos personas igual de válidas, igual de competentes e igual de reales para la vida. Es una pena que todavía haya personas como yo que tengan que contar sus vivencias y tengan que expresar todo el rechazo y el daño físico y mental que han recibido en tan poco tiempo por un tema como este. ¿No se supone que estamos evolucionando? ¿No se supone que las nuevas generaciones son mucho más tolerantes? Yo realmente sigo viendo lagunas enormes y sigo viendo mucha intolerancia. La gente se autodestruye por no ver más allá de estereotipos y cánones establecidos. No cuento mis vivencias para ablandar el corazón de nadie ni para que nadie sienta ningún tipo de pena sobre lo que hablo. Lo cuento para concienciar, para entrar en la mente de esas personas que nunca van a tener que sufrir ningún tipo de distinción por su orientación sexual. Lo cuento para mejorar, para crear respeto y para que vayamos consiguiendo igualdad. Lo cuento para que la próxima vez que alguno de estos homófobos vea a una pareja por la calle, no piense en el asco que dan sino en lo que felices que son y en lo luchadores que son. Lo cuento porque quiero, porque soy libre y porque mi voz no la va a apagar nadie.

Hoy es mi 2 de mayo. Hoy es ese día en el que yo fusilo todos esos pensamientos homófobos y los dejo para el recuerdo. Ellos me han ayudado a definirme y a darme fuerza. Todos ellos me pertenecen. Todos ellos son míos, y por eso yo mismo quien decide qué hacer con ellos. Todos somos fuertes y debemos luchar por un futuro donde haya más tolerancia, más aceptación y más igualdad. ¡Fuego!

lunes, 7 de marzo de 2016

Anécdotas 3.0...

[07-marzo-2016] Si 2016 sigue atentando con la misma gravedad mi circuito de neuronas, considero que acabaré consumido, tocado y hundido de aquí a que termine el año. Acabaré hablando solo en el balcón más majestuoso que conozco, pero sus vistas no sabrán a mar, ni sus acantilados escucharán mis historias con el mismo interés. El viento se llevará mis relatos hacia un lugar donde alguien los cuide mejor, donde alguien los escuche y haga de ellos maravillas, aunque ya de por sí son maravillosos. Quiero pensar que merecen la pena. Las palabras merecen la pena si consiguen arrancarle un sentimiento a quien las escucha o a quien las lee. Ese es mi reto y mi satisfacción. No me gusta hablar en vano. Dicen que el protagonismo acecha desde la penumbra como síntoma de poder, pero el poder es la droga más peligrosa que podemos consumir. El poder no deja lugar a la desidia, pero sí al dolor y a la traición. CORRUPCIÓN.

[leal-sincero-valiente] Mi comandante, no podría negar ese aire bélico relacionado con Alejandro Magno que usted posee, pero lo estaría engañando. Me recuerda al Capitán Alegría por su valentía (sí, es ese capitán que puede que le suene de algún libro que no haya leído). ¿Su valentía? Permítame tutearle y ser más cercano. A las personas les gusta que les miren a los ojos cuando les hablan. Eso intentaré transmitirte yo desde nuestra sección. El Capitán Alegría decidió rendirse y entregarse justo cuando ya había ganado la batalla. La seguridad se había desvanecido temblorosa el segundo antes de alcanzar la victoria. ¿Qué pensarían tus tropas? ¿Se decepcionarían tus tres mejores soldados? ¿Merece la pena entregarnos y ser unos derrotados? Han sido tres días de tormenta en un valle de desolación y de falta de entendimiento. Quizás te entiendan. La guerra había causado tantas muertes innecesarias que no tendría ningún valor ganarla. La victoria tendría el mismo sabor tan amargo si el resultado hubiese sido el esperado. Sé que tienes ese mismo poder para crear paz como el Capitán Alegría, pero el tuyo es mayor, es más inmenso, es más noble y es más puro. Tienes el poder de seguir sonriendo aunque las cosas vayan mal y que yo te crea. Tienes poder para superarte y para convertirte en la estatua que acabarán colocando en una plaza de Madrid. Es muy pronto hablar de honores, de divisas y de insignias. Es muy pronto. ¿Pero qué ocurre cuando se libra una guerra interna y personal? ¿Hay tantas bajas? ¿Consideras que los daños se aplican también a gran escala? Fue una necesidad y una suerte la que tuviste cuando decidiste mostrar tu yo interior a uno de esos ilusionistas de la mente. Has calado bien hondo en esa persona, aunque él no te idolatra como los demás. Prefiere mirarte a los ojos. He conocido profundidad, transparencia e historia detrás de esas pupilas gobernadas por un régimen totalitario. Hay que saber romper los dogmas que nos han inculcado para crecer más seguro. Lo estás haciendo. Has salido a volar como un gran águila. Creo que como un dragón. Los mundanos cercanos a ti también ven ese dragón. Ya hasta escupe fuego. Creo que has avanzado demasiado rápido y que nunca vas a dejar de volar. Nunca dejes que cualquiera modifique tu trayectoria, solo aquellos que tienen verdadera influencia para ello, pero persigue tus sueños pisando igual de fuerte. En nuestro diccionario no debe existir la palabra "arrepentimiento". Me alegro mucho de haber conseguido que vueles aún más alto. Algún día te alcanzaremos, pero si no llegamos, no bajes a buscarnos. El triunfo es todo tuyo y nosotros lo celebraremos contigo, aunque no nos veas. Nosotros sí que te sentimos. Quizás más cerca de lo que piensas. La distancia no destruye relaciones si las personas no quieren. 750 kilómetros son muy escasos para ser tan crueles. Las crueles son las personas. Desde que te conocí, te considero un ganador que no necesita firmar ningún pacto para mostrar lealtad. Debemos seguir marchando, mi comandante.

[cobarde-íntegro-mágico] Bienvenido al teatro de nuestra vida donde podemos sentarnos y debatir desde nuestro propio escenario. No te ofrezco un trago de licor porque ya somos lo suficientemente extraordinarios como para ser ordinarios. Somos dos actores con una prima de riesgo bastante alta, pero podemos llegar a ser complementarios. Soy partidario del nudismo interior y creo que eso nos pasó factura en nuestro primer encuentro, ya que no te agrada la sensación de que los demás te vean tan poco cubierto. Debí ir con más cuidado antes de prender la mecha del conflicto. No lo niego. Por tu parte, ese nivel de transmisión de tranquilidad hace que no des puntada sin hilo. Te cedo el papel de Max Estrella, ese que dejó sin voz mi alma y sin acción mi espectáculo. Por suerte, de momento no tienes ningún Latino de Híspalis que vaya a usar tu ceguera para traicionarte, ni para aprovecharse de ti. Eres tan noble que a veces me causa miedo ese extremismo. Es un miedo sano, pero a la vez es un miedo antipasional. Un miedo que te tiene atado con tanta fuerza que va a ser difícil desenredar tanta cadena. No estás solo. Te invito a que busques significado en uno de los pintores malagueños afines a mi apellido y a tu nombre. Sí, hablo de Pablo Ruiz Picasso. Cuentan que durante la exposición en la que Picasso presentó el Guernica, un oficial nazi se acercó, lo examinó y exclamó: "¡Quién hizo esta porquería!" Picasso respondió: "Ustedes". El Guernica es un manifiesto en contra de la violencia producida por la guerra en el que el artista no usa color. Sería un insulto pintar de colores un atentado. Esa es la fuerza que necesito ver la próxima vez que nos volvamos a ver en nuestro altar teatral o en mitad de la montaña, esa es la valentía que sé que existe detrás de tu cobardía y así me gustaría que te mostrases. Quiero que te muestres gigante. No eres cobarde en realidad, pero reservarte a gran escala te va a pasar factura. No tenemos la llave que abre tu caja de sentimientos e intentar ir de cerrajeros y probar a abrirla, puede hacer que acabes destruido y dejes de actuar con la misma naturalidad ante los demás. Creo que tengo mucho que aprender de ti, pero no me gustan las prisas, así que mientras dejaré puesta "I Was Here de Beyoncé", una de mis canciones favoritas. Los éxitos de Spotify no nos definen. Somos más pasionales y más humanos. Hagamos de este mundo algo mejor. Tolerancia.

[cobarde-falso-maravilloso] Miedo. Caos. Inseguridad. Dureza. Amistad. Apoyo. Fuerza. Ayuda. Liberación interior. Libertad. Apostar. Liberación exterior. Majestuosidad. Silencio. Sonido estridente. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Miedo. Sé que has decidido no volver a enfrentarte a la dura verdad. Sé que has decidido no volver a enfrentarte a mí. Sé que aún no es el momento. Yo te respeto. Yo te apoyo. Yo te aprecio. Ojalá seas feliz.

[amistad-inseguro-majestuoso] A veces he tenido la sensación de que estaba actuando como si Fernando Rojas moldease a un Calisto que acabaría tropezando y sentenciando sus errores, pero rápidamente me di cuenta de que no era así. En este caso, el personaje estaba superando con creces al autor y estaba cambiando palabras, frases, párrafos y hasta las ideas del pequeño ruiseñor. Es más inteligente mostrarse como un estúpido y guardarse varios ases bajo la manga. Me hago una idea de la magia que escondes, pero para mí ya eres muy predecible porque he querido conocerte demasiado. No me arrepiento de ello. Eres una de esas personas que me ha devuelto la ilusión en apostar por alguien. Eres una de esas personas por las que merece la pena derramar sudor. Eres una de esas personas por las que fracasar es también ganar. Eres una de esas personas que hace que me sienta libre, expresivo y enorme cuando triunfo. Nos gustan los juegos de azar. Nos gustan los retos (y más aún si son difíciles). Nos gustan los desafíos y también el riesgo. Nuestro espejo cada vez brilla con más fuerza y con más claridad, y me alegro de que la luz que refleja no nos esté dejando ciegos. Han intentado romperlo y han intentado rompernos, pero estamos hechos a prueba de francotiradores. Si alguien decide romper el espejo, que sea uno de nosotros dos. Eso lo pido por favor. Me encantaría que ganases nuestra apuesta. Es la primera vez que apuesto con certeza y seguridad y quiero perder. A mi cuenta bancaria no le provocará tanta alegría la derrota, pero mi satisfacción personal será suprema. Quiero que ganes esta batalla por ti y quiero que te superes, como me estás demostrando día a día. Quiero que ganes para verte crecer, y no por una borrachera que se desvanecerá a las cuentas horas, sino por ti. Quiero que dejes todos esos miedos atrás que te llevan persiguiendo desde el año pasado y que sigas abriéndote a los demás con esa grandeza. Quiero que te armes de fuerza, que eches una pizca de maldad y te preocupes más por ti mismo que por los demás. Los que te apreciamos de verdad no necesitamos ningún tipo de ritual ni ningún tipo de demostración para saber que estás ahí. Estás muy presente en nosotros y has sabido profundizar en las relaciones por las que has apostado. Quiero que tomes decisiones y quiero que arriesgues en lo positivo y en lo negativo. Necesito gente en mi vida que huya de las corazas, que las destruya y que se entregue en su máximo esplendor. Lo que tú guardas dentro de tu corazón lo he visto en muy pocas personas. Necesito tus bromas. Necesito cachondeo. Necesito risas. Necesito gente que me haga crecer en el ámbito personal. Necesito aprender. Necesito majestuosidad. Te necesito. Nunca vamos a encontrar ese final que nos asusta por mucha que sea la distancia que nos separe. Si queremos, no habrá finales. Solo nuevos comienzos.

[noble-pura-real] Es una pena que Lewis Carroll ya haya escrito sobre ti, pero no puedo quejarme porque yo también lo he hecho. No sé si conoces al autor, pero estoy seguro de que sí conoces su obra. Te hablo de "Alicia en el País de las Maravillas". Te otorgo tal papel protagonista debido a que alguien osó a llamarte "inocente" y estoy totalmente de acuerdo con esa persona. Cada día que paso a tu lado, descubro que me gustas más y que lo que transmites puede llegar a ser obsesivo. No me canso de incluirte en mis capítulos de Anécdotas y cada vez tengo más claro que quiero que sea así. Puede que los demás aún no hayan conseguido captarte y sigan pensando que en vez de Alicia, eres la Reina de Corazones y que eres fría, superficial y dañina. Que no tienes corazón y que no sientes. No saben lo que padeces, lo que has padecido y lo que te vuelcas con las personas que quieres de verdad. Me estás enseñando a frenarme y eso no lo había conseguido casi nadie hasta ahora. Te doy las gracias por prevenirme y por tenderme la mano antes de hundirme en un pozo sin fondo. Estoy orgulloso de mantener contigo un lazo así de fuerte. Sé que ya ha pasado un cierto tiempo, pero insisto en que deben esperar a conocerte de verdad como yo lo estoy haciendo. Yo aún no te conozco en plenitud, pero ya me estoy enamorando. No hay nada más bonito y más real que entregarte en amistad por una persona como tú. Te lo digo de verdad. Retomando la idea románica-tarifeña de tu inocencia, he de decir que también eres muy inteligente. No caminas por los senderos con maldad ni juegas a destruir corazones. Contigo se han portado mucho peor y lo sabemos. Suzanne Collins es otra autora que seguro que se fijó en tu fuerza para recrear a la colosal Katniss Everdeen. La fuerza de ese personaje la desprendes tú también, pero a mayor escala. Esto no es ficción. Esto es la vida real. Tu historia es inspiradora y no voy a ser yo el que la cuente por un blog tan antipersonal como este. Estas son mis historias y las historias de las personas que me acompañan. Tú no eres cualquier persona. Eres demasiado. Nuestras miradas cruzan fuego, hielo, tormenta y calma cada vez que se encuentran. Nuestras miradas dicen un te quiero tan sincero que ya lo envidian muchas bocas. Nuestras miradas son tan complementarias que me daría miedo que dejasen de contemplarse. Recuerdo una de nuestras conversaciones más recientes. Nos dijimos que nos alegrábamos de habernos encontrado como amigos, en lo personal, en la sinceridad y en las cosas que compartimos y que tenemos en común, pero que nunca mantendríamos esto cuando ya no hubiese nada que nos uniese y que si llegásemos a no soportarnos, que detendríamos males peores. No queremos que esto suceda. No va a suceder. No vamos a permitir que suceda. Te quiero. 

[04-marzo-2016/07-marzo-2016] Desnudo interior/voz del alma:

"Jamás te marches de mi lado".

"Sabes sacar lo mejor y lo peor de cada persona".

"Personalmente pienso que eres la persona más inteligente que conozco, sabes que lo eres y aprovechas eso. Te gusta jugar, te encanta, te divierte como a un enano. Me ha gustado bastante conocerte, hablar contigo siempre te enseña algo y tus puntos de vista son bastante buenos. Me gusta que seas sincero, que digas las cosas a la cara, pero también me ha asombrado que hay cosas que no son y las dices para ver cómo reaccionan las otras personas. Eres maduro, fiel, bastante empatizador y buen amigo".

"Di lo que quieras, pero lo que causas en las personas no es normal. No puede serlo. De mayor quiero ser como tú".

"Toda la seguridad que tienes tú es la que a mí me falta. Tu ausencia es colosal y se nota que los demás se sienten mejor y más seguros cuando tú estás".

"Creo que no fueron las formas de comportarse. Te pido disculpas. Me arrepiento. No sé qué pensarás de mí pero a mí me gustaría llevarme bien contigo. Creo que tú y yo podemos llevarnos bastante bien. Cuando nos veamos me gustaría comentarte por qué no te respondí a por qué no me da igual lo que tú pienses de mí, aunque nos acabemos de conocer. Me da la sensación de que eres una de esas personas que no hay que dejar escapar en la vida".

"Eres la persona a la que más he disfrutado analizando".

"Lo que me aportas a nivel personal es arrollador".

"Te necesito".